CATEGORÍAS

Porter vs. Stout: ¿Cuál es la mejor cerveza negra?

Duelo de cervezas

Dentro de la categoría, son los dos estilos más populares y emblemáticos. Similitudes y diferencias.

En el mundo de la cerveza negra hay dos estilos emblemáticos que son los más reconocidos a nivel mundial: Porter y Stout. Las dos tienen una historia de más de 200 años, pero hoy están más vigentes que nunca en todo el mundo. Sin embargo, muchas veces se genera una duda entre los consumidores que a priori piensan que “son lo mismo” y los agrupan bajo el impreciso rótulo de cervezas oscuras;  lo cierto es que cada uno tiene sus encantos y particularidades, además de un perfil distintivo.

Ambos estilos tienen su origen en Inglaterra, pero el primero que salió al mercado fue Porter. Los historiadores británicos coinciden en que se comenzó a hablar de esta variedad hacia mediados del siglo XVIII y que su nombre se debe a que era una bebida muy popular entre los “porteadores” de Londres, trabajadores del puerto local que eran los encargados de transportar las mercancías que allí se comercializaban. La Stout vio la luz algunos años después con un perfil más intenso y que en la actualidad es muy representativo de la escuela cervecera de Irlanda.

María Sol Cravello, sommelier de cerveza con certificación Cicerone, destaca: “Para muchos, es todo lo mismo: si es oscura la cerveza, les parecen todas iguales. Los matices que las diferencian no se comunican y eso puede generar confusión”.

Las diferencias entra la cerveza Stout y la cerveza Porter

La principal diferencia, según el sommelier estadounidense Adam Teeter, pasa por el tipo de malta que emplean: las Porter están hechas a base de malta de cebada, mientras que las Stout usan cebada tostada sin maltear, lo que les otorga un perfil perfil semejante al café.

Otros aspectos que las distinguen es que que la Porter tiene un cuerpo más liviano y un menor porcentaje de alcohol con un perfil chocolatoso -muchas veces con algún leve dejo a pasas de uva- mientras que la Stout es más cremosa, tiene un cuerpo más pesado y un fuerte aroma y sabor a café. En muchos casos estas últimas se sirven “nitrogenadas” para elevar el volumen de su cuerpo.

“La cebada tostada se usa para otorgar ese distintivo aroma a café espresso intenso. En ocasiones vamos a encontrar un leve cacao amargo. Por supuesto que puede reemplazarse con maltas tostadas también. Pero se suele decir que la cebada da una sensación de mayor sequedad y mejora un poco la espuma”, explica Sol Cravello en referencia a las Stout.

Y en cuanto al estilo Porter o “English Porter“, como se lo reconoce en la jerga cervecera de culto, agrega: “Es balanceado claramente hacia las maltas, con un tostado restringido y deliciosos sabores a chocolate amargo y caramelo. Un lúpulo que acompaña con una nota terrosa o herbal, pero muy delicada, aportando amargor moderado“.

Maridaje: con qué comida van bien la Porter y la Stout

La irrupción y el fuerte crecimiento de la cerveza artesanal en los últimos años en Argentina ha generado que se le empiece a prestar mucha más atención a los aromas y sabores característicos de los distintos estilos cerveceros y también ha revalorizado en el rubro el concepto de maridaje: detrás de cada cerveza hay un gran plato para descubrir, que combina a la perfección.

Sol Cravello es una experta en la materia y detalla algunos maridajes adecuados: “La Stout va muy bien con platos salados. Si hablamos de quesos, no puede fallar el cheddar o feta. También es ideal para platos grillados, con ese toque ahumado que acompaña las notas tostadas de la cerveza. Si tenemos que elegir un postre, el Tiramisú es el ideal”.

Y en cuanto a la Porter, opina: “Es una cerveza ideal para empezar a jugar con el maridaje. Acompaña muy bien las carnes asadas y los postres de chocolate suaves y frutos secos. Como una cookie o bizcochuelo de chocolate”.

Qué cerveza negra es mejor: Stout o Porter

En Argentina la cerveza negra no es la más consumida. Los estilos que representan a la cerveza rubia son los que fácilmente se pueden conseguir en góndola de supermercados y autoservicios no especializados.

Varias marcas industriales del país se dedican a producir cerveza negra y la más popular es la Stout. La ecuación cambia cuando nos centramos en el mercado artesanal: ahí la batalla va cabeza a cabeza y Stout y Porter no se sacan ventajas. Estos dos estilos se pueden tomar en formato pinta en los bares especializados, pero a causa de la pandemia de  coronavirus muchas microcervecerías artesanales comenzaron a enlatar y tienen disponibles estos estilos para la compra en sus sitios web.

Cada estilo tiene su tribu. Los fans de una y otra reivindicarán como “mejor” a su favorita. Pero lo cierto es que en cada variedad hay opciones de muy buena calidad, especialmente si se buscan en tiendas especializadas. Solo es cuestión de animarse y encontrar la que mejor se lleve con el paladar propio.