CATEGORÍAS

Mi Primer Amor

Cuando hablamos del primer amor siempre se nos viene a la mente a aquella persona que nos hizo por primera vez ver el mundo de colores, mariposas revoloteando, flores brotando y arcoíris por doquier. Y sí, a mí también me pasaba, hasta que conocí a mi otro primer amor: la cerveza.

Recuerdo como si fuera ayer cuando la conocí. Tarde de febrero del 2011, estaba en un parque con amigos y muchos stands de cervezas artesanales e importadas a mi alrededor. De pronto, con
uno de mis amigos, pasamos por fuera de un stand de una cerveza que nunca había visto: tenía un gran elefante rosa, se llamaba como algo que estudié en mis ramos de psicología y decía que era
elegida la mejor cerveza del mundo. Tenía frente a mí a Delirium Tremens.

Ya era tarde y juntamos los últimos billetes que nos quedaban y compramos 1 botella de Delirium Tremens para ambos. La destapamos, servimos y probamos y ¡pum! Mundo de color, mariposas, flores y arcoíris. “Menamoré” a primer sorbo. Un sabor, un aroma y una sensación que jamás había sentido en una cerveza: durazno, miel, especias y muy fácil de beber. Había conocido mi primer amor cervecero.

Desde ahí que me tiene robado el corazón y cada vez que puedo, saco mi copa de Delirium y la limpio cuidadosamente, tomo una botella y la sirvo, me recuesto y revivo ese lindo recuerdo de mi
primera vez.

¿Cuál fue tu primera vez? ¿Te acuerdas de esa cerveza que te robó el corazón?

Cervezas Para pasar el San Valentín

Más allá de los lindos recuerdos del primer amor, es momento de pensar en lo que tenemos ahora, aquella dulce compañía del día a día. San Valentín siempre es una fecha especial, ya que todos deseamos de una u otra forma sorprender y agradecer mediante lindos gestos todo lo compartido y vivido. Resulta que como fanático de la buena cerveza que eres es probable que tu pareja también lo sea, y que vuestro vínculo esté fuertemente arraigado con recuerdos donde la cerveza tuvo un lugar importante en esos momentos. Por esto, déjame darte unos consejos para sorprender a tu ser amado y que cupido se sienta orgulloso de ti.

Pongámonos en el caso de que estás conociendo a alguien, te gusta mucho y te la quieres jugar. Si ese alguien es una persona alegre, chispeante y extrovertida, ve por Hoegaarden: cerveza estilo Witbier Belga, con semilla de cilantro y cáscara de naranja, muy fresca, cítrica y sabrosa. Ahora si la persona es tierna, dulce, amorosa invítale una Liefmans: ligera en alcohol, con un interesante perfil a frutos rojos y que con un poco de hielo queda increíble. Más efectivo que los amarres amorosos de sitios web de dudosa procedencia.

Ya llevas un tiempo de pololeo y quieres hacer una linda sorpresa. Ve por Delirium Tremens, puede ser un re-enamorarse gracias a esta cerveza. Tiene toques a frutos de carozo, suave especiado y un cuerpo robusto y complejo, ideal para acompañar una cena de San Valentín. Y una Hoppiness IPA de Tübinger puede venir bien para acompañar ese postre suspiro limeño que amorosamente le preparaste, ya que los perfiles cítricos y a frutos tropicales de esta IPA acompañan muy bien este tipo de postres. ¡Listo para que te den el Sí!

Llevas años con esa persona especial y ya forman una linda familia, hay que celebrar. Te recomiendo para partir esa velada en familia una cerveza clásica: Km 24.7 Bohemian Pilsner, una cerveza con una receta clásica que nos sorprende por su calidad. Ahora si quieren apapacharse y buscar una buena excusa, Belzeboo de Bundor es una Imperial Stout de 10% con perfiles a café de grano, chocolate amargo y de cuerpo pleno. ¿Ya mandaste a dormir a tus hijos?

¡Pero que descortés de mi parte, casi me olvido de ti! Si este 14F estás solo o sola, no hay problema, también tengo algunos consejos para los solteros y solteras.

Puedes iniciar tu jornada maratónica de series o videojuegos con una excelente botella de una Lager Alemana de la cervecería Lowenbraü, ya que es una cerveza altamente bebible, de baja graduación y con perfiles a corteza de pan, suave maltosidad y lúpulo noble de mediana intensidad. Aunque si tu jornada va para largo, en la Casa de la Cerveza encuentras esta misma Lowenbraü pero en formato Barril de 5lt, ideal para trasnochar con tu pasatiempo favorito. Tómala fría, igual que el corazón de tu ex.

Pero si gustas de una cerveza con mayor intensidad y de gran tradición, te recomiendo que puedas
ir directo por el Pack de Variedades de cervecería La Trappe que además viene con un cáliz de lo más lindo. ¿Sabías que esta cerveza es elaborada en la actualidad por monjes que viven en el monasterio Trapense de Konigshoeven en Holanda? Todas sus cervezas destacan por su gran cuerpo, sabor e intensidad y tradición monástica. Son ideales para acompañar quesos intensos, carnes y verduras grilladas. Ten cuidado con estas cervezas, porque a pesar de lo fácil de beber,
tienen alta graduación alcohólica; no te quiero ver después llamando a alguien diciéndole que le extrañas.

Pero más allá de los buenos recuerdos y las recomendaciones, la mejor cerveza es la que bebes con quien amas y el primer amor es con quien puedes disfrutar cada día las aventuras de tu vida.

¡Feliz San Valentín les desea Conponchera!